No pagues más impuestos de la cuenta

Si el inmueble está hipotecado, no pagues más impuestos de la cuenta. Cuando se aporta a una sociedad un inmueble hipotecado, lo que hace mucha gente es valorar la ampliación de capital por la diferencia entre el valor del inmueble y el principal pendiente de pago de la hipoteca.

Vamos a verlo con un ejemplo

Inmueble recibido (activo) 150.000€
Deuda asumida (pasivo) 40.000€
Capital emitido (pasivo) 110.000€

Tributación

Las ampliaciones de capital no tienen coste fiscal por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales pero al realizar la operación de esta forma hay dos operaciones y en una de ellas sí existe tributación:

  • Los 110.000€ están exentos de tributación.
  • Los 40.000€ se produce una «adjudicación de inmuebles en pago de una asunción de deuda. Quedan sujetos al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. (Dependiendo de cada Comunidad autónoma habrá un tipo u otro de tributación)

Alternativa

Podrá evitar el coste fiscal siempre que la sociedad no se subrogue en el préstamo pendiente, es decir, siempre que el actual titular siga siendo el único responsable del pago de la deuda.
Una cosa es el préstamo (el deudor es la persona física) y otra la hipoteca (recae sobre la finca en este caso) una cosa no está ligada necesariamente con la otra. Aunque hay que tener en cuenta que la hipoteca no se la podrá deducir al estar el inmueble a nombre de la sociedad y la hipoteca a nombre de la persona física.

Si la sociedad asume el pago de la hipoteca pendiente, Hacienda exigirá el ITP por el importe asumido. Lo mejor es aportar el inmueble por su valor total y que la hipoteca la siga pagando el actual titular.

En Mafars Associats te ayudamos a realizar la operación sin pagar más de la cuenta

Conéctate a la actualidad

Conéctate a la actualidad

Apúntate para recibir consejos exclusivos y novedades contables, fiscales, financieras, laborales y jurídicas.

Suscripción gratuita cursada con éxito