Requisitos 

  • Haber percibido la prestación extraordinaria por cese de actividad correspondiente al 30 de junio de 2020. 
  • Estar de alta en el Régimen Especial, y mantenerse de alta en el mismo durante la percepción de la prestación. 
  • Contar con la cobertura de la prestación ordinaria por cese de actividad. 
  • Tener cotizados con dicha cobertura, como mínimo, los doce meses anteriores a julio de 2020, es decir, desde julio de 2019 a junio de 2020, de forma continuada. 
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. 
  • Se deberá acreditar con posterioridad al reconocimiento provisional del derecho una reducción en la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos el 75% en relación con el mismo periodo del año 2019. 
  • Se deberá acreditar con posterioridad al reconocimiento provisional del derecho no haber obtenido durante el tercer trimestre 2020 unos rendimientos netos superiores 5.818,74.- € . Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearan los rendimientos netos del trimestre, no pudiendo exceder a 1.939,58 € mensuales.

Cuantía de la prestación 

La cuantía de la prestación regulada en este artículo será el equivalente al 70% de la base reguladora que será el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores al mes de julio de 2020. 

Duración 

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, siempre que el trabajador tenga derecho a ella en los términos fijados en el artículo 338 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad social. 

Solicitud 

El reconocimiento a la prestación solicitada se llevará a cabo por la mutua con carácter provisional, con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio, o con efecto desde el día siguiente a la solicitud en otro caso, debiendo ser regularizada a partir del 31 de enero de 2021

Cotización 

El trabajador autónomo, durante el tiempo que esté percibiendo la prestación, deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de las cotizaciones, aplicando los tipos vigentes a la base de cotización correspondiente. La mutua abonará al trabajador, junto con la prestación por cese en la actividad, el importe de las cotizaciones exclusivamente por contingencias comunes.

Para más información detallada, contacte con nosotros


Conéctate a la actualidad

Conéctate a la actualidad

Apúntate para recibir consejos exclusivos y novedades contables, fiscales, financieras, laborales y jurídicas.

Suscripción gratuita cursada con éxito