Vamos a hablar de algunas tendencias de financiación para pymes en 2017 con las que puedan cubrir sus necesidades, algo imprescindible en su crecimiento y autonomía.

Ya en 2016 hubo una gran mejoría después de pasar por unos años de crisis que conllevó a la falta de préstamos. En este nuevo año dispondrán de varias opciones para obtener liquidez.

Préstamos Bancarios

Entre estas tendencias nos encontramos con los famosos Préstamos Bancarios. Hoy en día hay mucha competencia en el sector de la banca. Gracias a esto los bancos han acabado ofreciendo créditos para las pymes con un tipo de interés bastante más bajo que en los últimos años.

Esta bajada de los tipos de interés ya ocurrió durante el año pasado y seguirá por el mismo camino durante el 2017. Para que el banco conceda el crédito, la empresa tiene que aportar un plan financiero con garantías y solvencia.

Fintech

Fintech nace de la unión de dos palabras (Finance y Technology) que agrupa a todas aquellas empresas de servicios financieros que utilizan la última tecnología existente para poder ofrecer productos de forma más eficaz y menos costosa.

Al ser un servicio online es una ventaja a la hora de ofrecer los préstamos con una mayor rapidez. Suelen ser peticiones a corto plazo, para momentos puntuales en los que se necesita liquidez.

Es un modelo muy útil para las pymes que necesitan de una mayor rapidez para que les concedan los préstamos.

Crowdlending

El Crowdlending consiste en la financiación mediante préstamos o créditos a pequeñas y medianas empresas, por medio de una red con un elevado número de prestamistas particulares o empresas que invierten su capital privado o ahorros a cambio de un tipo de interés.

Es un modelo innovador que permite financiarse por la comunidad financiera sin acudir a los servicios de un banco u otra entidad financiera tradicional.

Su misión es poner en contacto a las pymes con varios inversores individuales que les proporcionan financiación a medio plazo.

Crowdfunding

Mediante la cooperación colectiva se buscan los recursos necesarios para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones. Dicho de otro modo, son personas con dinero que confían en personas con ideas y juntos trabajan para sacar un proyecto adelante. Están destinadas a las compañías del sector cultural y creativo.